Login to your account

Username *
Password *
Remember Me

Create an account

Fields marked with an asterisk (*) are required.
Name *
Username *
Password *
Verify password *
Email *
Verify email *
Captcha *
Reload Captcha
  • 1
  • 2
  • 3
  • 4

Elecciones, no divisiones

En el escenario electoral ecuatoriano, donde por naturaleza los ciudadanos de forma individual y colectiva se juegan una serie de propósitos y anhelos en cada elección, se producen afectos y desafectos hacia las diferentes corrientes políticas. Esto es por demás normal, lo vivimos a diario.  Es aún más interesante y fructuoso, cuando entendemos que este es el mecanismo sobre el cual se construye el pluralismo en los estados democráticos. Ahora bien…

 

He visto a todo el mundo abogar por la unidad en tiempos electorales, conocedores de las preferencias de cada quien. Este proceder no es extraño, pues en el fondo sabemos que, por encima de un bolígrafo y una papeleta, la convivencia en comunidad, el respeto y la empatía deberían prevalecer, una vez procesados los votos. Este capítulo pretende ahondar en ello…

 

Que atractivo resulta ver, mientras se avecina el momento decisivo, a los “ciudadanos de a pie”, autoridades, profesionales de los diversos ámbitos, religiosos, uniformados, los amigos de siempre, nuestros vecinos, en fin, tomar postura respecto de las opciones disponibles para elegir al mandatario. Esta actitud, además, alimenta el tan necesario debate social.

 

  • 1
  • 2
  • 3

Metámonos esto en la cabeza: nada más democrático que respetar el criterio y la voluntad ajenas. Entre los mismos familiares hay razonamientos y preferencias políticas distintas, que tal si aprovechamos esa posibilidad para construir una mejor democracia. ¿Queremos abolir la división?, entonces reafirmemos la libertad de expresión. Si comprendiéramos esto, tengan la certeza de que el Ecuador tuviera menos pesares. Creí que el COVID-19 nos iba a dejar una lección, no ha ocurrido así.

 

Eso de sugerir, “hacer entender”, reflexionar y “asesorar”, al que tiene otra preferencia distinta a la nuestra, para que cambie de parecer, es permisible también, por supuesto, siempre que sea en el marco del respeto y el consentimiento ajeno: campaña se le llama. Estoy convencido de que muchas decisiones se cambian en el camino, por persuasión. Las artimañas son otra vaina. Rebasar esa línea es alimentar la discordia, en un país al que le urgen altas dosis de coherencia.

 

Como es público, las redes sociales son un termómetro; el canal contemporáneo donde las personas expresan sus predilecciones, sus gustos, sus colores. Aquí se mide la temperatura de una gran parte del electorado, sobre todo del urbano, de aquellos a quienes les alcanza para el internet, para el plan de datos. En el escenario digital también debe prevalecer el respeto a la decisión del otro, evidentemente. Aunque allí abunde mucha inmundicia, también hay seres reales y sentimientos.

 

En la otra esquina aparece la opinión pública desde lo territorial. Sí, allá en las comunidades periféricas, que a veces nos cuesta pronunciar. Aunque muchos aún sean escépticos, sepan que los comicios todavía se definen a partir de lo que decide el voto rural, pero bueno eso es otro tema. El asunto es que, en esas poblaciones, también se comenta a viva voz, se discute, se emocionan con el candidato de su preferencia, pero, sobre todo, se respeta lo que el prójimo decide. Creo que hay mucho que aprender de ellos.

 

El asesor en comunicación, Carlos Julio Álvarez, asegura que “en época electoral las relaciones humanas se ven mediadas por la deliberación política. ¿La solución? Entender y respetar la posición del otro: el amigo, la novia, el papá, el suegro… esa persona que se quiere”. Y sentencia: “querer al otro es respetar su voto”.

 

Cabe recordar, además, algo básico que contrasta con esta discusión político-electoral: todos somos política; del griego “politikós”, que significa “de los ciudadanos” o “del Estado”; se trata de un ejercicio diario, un componente que se asocia con su funcionamiento. La multiplicidad es uno de sus cimientos.

 

Ahora bien, tras haber profundizado en esta norma suprema: la empatía en la escena de lo político, lo que le resta es tomar la última decisión:  vaya, entonces, decida a su manera, conforme lo discernió, recuerde que tiene varias opciones. Solo que, si busca un estado de comunión con los suyos, no pregone lo que no está dispuesto a hacer. En ese caso, le propongo una dictadura, un Estado sin Dios ni Ley. Allí no hay espacio a la multitud de voces, solo a la imposición.

 

En lo digital o territorial, en casa o en la calle, nos corresponde comprender que los comicios electorales representan opciones, más no divisiones. La empatía construye más. Al final del día volvemos a sentarnos en la misma mesa.

Por: Guido Delgado

 

Valora este artículo
(0 votos)
Modificado por última vez en Jueves, 08 Abril 2021 15:53

Deja un comentario

Asegúrese de introducir toda la información requerida, indicada por un asterisco (*). No se permite código HTML.

ÚLTIMOS TWEETS

RecTV
En el Ministerio del Ambiente y Agua estará a cargo de @GustavoManriq_M, quien cuenta con trayectoria profesional e… https://t.co/Z0GdQFUkGp
RecTV
La especialista en infraestructura y transporte Viana Maino es designada como ministra de telecomunicaciones del Go… https://t.co/TTqqYpPept
RecTV
Niels Olsen es designado Ministro de Turismo por el presidente electo Guillermo Lasso. "Es un gran emprendedor dedi… https://t.co/A5JRvpGcpF
RecTV
🔴 Las entrevistas de hoy #EnContexto 📬 ¡DÉJANOS TUS PREGUNTAS! Suscríbete en YouTube https://t.co/umQJ1LoEH3 📲 Susc… https://t.co/8bTmslm8wa
RecTV
La mexicana Andrea Meza fue coronada el domingo 16 de mayo 2021 como Miss Universo en una gala celebrada en un hote… https://t.co/nBz20DYZV2
RecTV
#ÚLTIMAHORA | Juez acoge pedido de #FiscalíaEc y dicta prisión preventiva contra Freddy C., procesado por el presu… https://t.co/sGYv00VQR1
Follow RecTV on Twitter

RecTV en vivo

  • 1
  • 2
© 2018 Todos los derechos reservados | RecTV